Recibimos pago por MP

Por envíos contáctanos antes de comprar

LOS MANDAMIENTOS DEL ABOGADO

$380,00

Couture, Eduardo J.
Año 2018
Edición 1º
Páginas 60
Tema Generalidades del Derecho
Medidas 12×17
Peso 62 grs.
Encuadernación Rústica
I.S.B.N. 9789974745469

1 disponibles

ISBN: N/D SKU: 9789974745469 Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Introducción
La abogacía es el arte del saber cómo un ende de la sabiduría en el derecho y las formalidades que en ella conciben, es el texto de los decálogos de la cortesía del deber, en lo que enfoca las leyes supremas para un abogado. En la actualidad el abogado que no es sabio y no se actualiza en sus conocimientos para el futuro no es abogado, algunos abogados aun no conocen los mandamientos que tenemos, mientras que otros los conocen pero no le dan importancia.

En este ensayo hablaremos sobre los mandamientos del abogado que dicen; estudia, piensa, trabaja, lucha, se leal, tolera, ten paciencia, ten fe, olvida y ama a tu profesión. Así también se dará una crítica sana de lo antes ya expuesto que precisan el deber ser en sus relación que tiene con la ley, como persona en su vida diaria de abogacía, el cómo tiene que ser su relación conforme a derecho y sus finalidades en esta bella rama que es el derecho.

Justificación
El derecho es una de las disciplinas con mayor cobertura en las diferentes áreas que este comprende. Es un conjunto de normas que regulan a los individuos dentro de una sociedad. Pero realmente nos damos cuenta que la gran mayoría de las personas violan las leyes, especialmente la autoridad, mientras tanto los abogados cada día son más corruptos no aman su profesión como debe ser, no luchan por descubrir la verdad, no son pacientes y sobre todo; no estudian las leyes, ya que muchas de ellas son actualizadas y por ende requiere una mejor y constante preparación con lo cual se podrá obtener mejores resultados, de acuerdo a la rama del derecho que se trate.

Es por ello que como jóvenes estudiantes de derecho debemos de hacer una concientización de lo que realmente significa el ser abogado de la gran responsabilidad que esta carrera comprende dentro de la sociedad (ciudad, comunidad etc.) y de las repercusiones que trae consigo cuando no se ejerce correctamente., a continuación presentamos una crítica, al autor Eduardo J. Couture respecto a su publicación titulada los mandamientos del abogado.

Los mandamientos del abogado
1. Estudia

“El derecho se trasforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado.”

El derecho es una disciplina que regula a las personas que han cometido faltas a la ley, las penas que son aplicadas están estipuladas en nuestras leyes que rigen, en los códigos donde encontramos los procedimientos que se llevan a cabo en las diferentes ramas que de esta se desprende, etc.

El autor Couture define de que las leyes cambian, son modificadas con el paso del tiempo, de acuerdo a las necesidades de la sociedad siguiendo así sus pasos para que con ello forjemos abogados altamente competitivos en un futuro, actualizando siempre nuestros conocimientos y saber interpretar las leyes podremos tener la suficiente capacidad de asesorar a aquellas personas que hayan resentido vulnerabilidad en sus derechos, además de aplicar los conocimientos dentro de un juicio para lograr mejores resultados, basados siempre en leyes que nos rigen actualmente.

El autor predica que la abogacía se aprende con sacrificio, porque cada ley nos enseña y abre el camino a un campo especifico de conocimiento, el estudiar e interpretar las leyes será difícil pero nunca imposible.

2. Piensa

“El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.”

El pensar es una capacidad de razonamiento que cada ser humanos posee por naturaleza, nos ayuda a analizar detalladamente una situación compleja dentro de los roles de la sociedad.

En el mundo de los abogados el pensar, es un elemento esencial que nos permite analizar un supuesto, y no tomar decisiones de forma arbitraria o por simple analogía, realizar y aplicar el derecho sin pensar sin duda alguna conllevará a una aplicación inadecuada de la norma jurídica que nos rige.

El derecho es una disciplina compleja, por que se aprende estudiando las normas jurídicas que amplían un panorama que permitirá una aplicación exacta de la norma jurídica, de nuestro pensar.

3. Trabaja

“La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la justicia.”

El autor manifiesta que debemos trabajar porque es una ardua jornada de trabajo en el que la inteligencia del abogado es una destreza que diariamente la encuentra por las normas, que rigen sus sistemas, diversas situaciones sociales hacen que el abogado se enfrente a un reto diario en el ejercicio de las actividades laborales inherentes a su profesión.

4. Lucha

“Tu deber es luchar por el derecho; pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.”

El luchar es nuestro deber cotidiano, luchar es la labor que él abogado tiene como defensor de las leyes que en una forma indirecta es la base de las ideas que debe de profanar un abogado en sus enseñanzas como litigante en alguna rama del derecho y en sus diversas formas al referirse al deber ser de las normas que rigen a la sociedad como un ente jurídico.

Por lo que el autor nos recita, la lucha por la justicia la lucha por descubrir la verdad y sobre todo utilizando de manera correcta las leyes que nos rigen y nos hacen como personas en un ente jurídico.

5. Se leal

“Leal con tu cliente, al que no debes de abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas.”

El abogado de acuerdo con el autor Couture debe ser leal para con la confesión de sus clientes, discreto, sabio, pero sobre todo saber qué hacer en determinada problemática social. Es una virtud el saber comprender y entender a su cliente, sin divulgar lo confesado por el mismo.

El mundo de la abogacía, es el arte de la sabiduría, en las leyes, las asesorías y las enseñanzas.

6. Tolera

“Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.”

La tolerancia es la capacidad que cada persona tiene de saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, esto lo relacionamos en la vida de abogacía, que nos enseña a saber y aprender a tolerar a los demás, saber escuchar y aceptar las opiniones que nos pueden ser de beneficio en el caso que nos encontremos.

El autor menciona que debemos aprender a tolerar un valor muy esencial para nuestra vida práctica. La tolerancia es un valor ético, que tiene que tener el abogado para saber cómo realizar un procedimiento.

7. Ten paciencia

“El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.”

Para criticar este mandamiento se toma en cuenta que la justicia no siempre se aplicará, ya que cada procedimiento o juicio nunca se ha de basar en lo real si no en lo que las partes ofrezcan con mayor prontitud, un ejemplo, de ellos son las pruebas, ya que la mayoría de estas no son legales porque lamentablemente son compradas.

El autor menciona que el profesionista que no tenga paciencia el tiempo jamás lo favorecerá, ya que para todo siempre debe existir este elemento en virtud de que un juicio no se logra con prontitud, si no que se tendrá que esperar que las etapas del procedimiento se cumplan para cumplir de esta forma con lo establecido por las normas jurídicas que nos rigen. Para culminar, la paciencia es uno de los requisitos esenciales para que el abogado pueda tener éxito y lograr todos sus fines y metas propuestas.

8. Ten fe

“Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destine normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho ni justicia ni paz.”

Todo los abogados que ejercen su profesión han olvidado este mandamiento, se guían por el poder y la economía más nunca por la justicia, ya que esta no se aplica para quien se la merece sino para quien tenga más dinero y poder. De igual forma menciona que una de los instrumentos del abogado es la paz pero como guiarnos de esta si no existe hoy en día ya que constantemente cuando uno busca la razón y la justicia solo se encuentra con intimidaciones ¿cómo el abogado podrá ejercer y respetar este mandamiento? si cuando lo realiza encuentra barreras sociales.

9. Olvida

“La abogacía es una lucha de pasiones. si ida batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un momento en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.”

La abogacía es un conflicto entre dos personas que al momento de estar en litigio dentro de un juicio no solo deben pelear por sus intereses sino como una oportunidad para demostrar su capacidad intelectual y conocimiento tanto empírico como teórico y aplicarlo adecuadamente para hacer valer los derechos de cierta persona y así conseguir justicia.

En el segundo apartado el autor dice “una vez concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota” logramos la victoria o derrota solo debemos verla como un fin o meta que logramos alcanzar, dentro de un proceso. Y estar conscientes de seguir fortaleciendo nuestros conocimientos teóricos y prácticos para abordar un nuevo procedimiento.

10. Ama a tu profesión

“Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado.”

La profesión debemos de verla como una de las tantas profesiones que no solo deben ejercerse, sino también sentirla para con orgullo podamos decirles con toda seguridad a nuestros hijos que sigan el mismo ejemplo.

Conclusión
Los mandamientos del abogado nos ayudan a reflexionar a cerca de la vida práctica que un abogado debe ejercer dentro de su campo laboral, para que en una larga trayectoria profesional, la problemática social que enfrente en su camino, no deje consecuencias que marquen la vida emocional del representante legal, resolviendo con satisfacción y con los elementos de moral y conciencia, buscando ante todo la justicia y la razón antes que el derecho consagrado en una norma jurídica emitida por cuerpo legislativo carente de un estudio de campo y de sensibilidad humana.

Los mandamientos buscan proteger y salvaguardar la moral y la integridad física de un abogado, imponiendo con ello un conjunto de valores que consagran la ética profesional del individuo. Consiguiendo con ello que la aplicación de los derechos humanos sobre pasen la rigidez de las leyes en la actualidad, ya que todo derecho es una ley, pero no toda la ley consagra un derecho.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LOS MANDAMIENTOS DEL ABOGADO”

Recibí novedades
WhatsApp Contáctanos
A %d blogueros les gusta esto: