CUANTIFICANDO DAÑOS

$39.990,00

Fórmulas y Argumentos Para Calcular Daños, Intereses Moratorios, Obligaciones de Valor y Otros Rubros.
¡Este Libro incluye versión E-Book gratis!
INCLUYE: Modelos de Uso Práctico. Planillas para Cálculos y Videos Explicativos
APARICIÓN ABRIL 2023
Sobre el libro
Peso 0,5 kg
Editorial: Ediciones DyD
Año: 2023
Edición: 1ra
Páginas: 393
eBook Incluye versión eBook
Contenido descargable Contiene contenido descargable
ISBN: 978-987-8353-99-9

Pagá en cuotas con Mercado Pago

Por envíos contáctanos antes de comprar

Descripción

Descripción
Fórmulas y argumentos para calcular daños, intereses moratorios, obligaciones de valor y otros rubros

Temas Principales

? Fórmulas y Ejercicios para Cuantificar la Indemnización por Incapacidad Sobreviniente, el Fallecimiento, los Daños Punitivos y la Compensación Económica.

? Cuantificación de Obligaciones de Dar un Valor.

? La “Equivalencia en Pesos” en las Obligaciones de Dar Monedad Extranjera.

? Pautas para Cuantificar el Daño Extrapatrimonial.

? Uso de Baremos para Obtener el Porcentaje de Incapacidad.

? Caso de Incapacidades Múltiples.

? Utilización de Tasas Puras y Bancarias para Liquidar Intereses Moratorios.

? Modelos de Uso Práctico. Planillas para Cálculos y Videos Explicativos.

Jorge Orscar Rossi

En esta oportunidad, buscamos puntualizar tres cuestiones que, nos parece, están íntimamente relacionadas:

1) Por parte del letrado de la actora, la necesidad de tener en claro el contenido del reclamo, es decir, qué daño concreto está pidiendo que se resarza. Por ejemplo, qué consecuencias se buscan resarcir bajo el rótulo “incapacidad sobreviniente” o “privación de uso” o “pérdida de chance”.

2) Por parte de los letrados, y fundamentalmente de los jueces, la necesidad de utilizar un método o fórmula para calcular el monto de la indemnización y su explícita aplicación, a fin de evitar indemnizaciones “a ojo de buen cubero”, encubiertas bajo eufemismos tales como “la prudencia”, “la equidad”, o similares.

3) Por parte de los letrados, y fundamentalmente de los jueces, la justificación racional de por qué se eligió ese método o fórmula en lugar de otro. Para que se entienda: utilizar un método diseñado para calcular la indemnización de menoscabos patrimoniales para resarcir daños extrapatrimoniales es tan irracional como el ya mencionado “ojo de buen cubero”.

Al final de algunos capítulos, y también en notas al pie, sugerimos videos explicativos, ejercicios y direcciones de internet desde donde descargar planillas de Excel para cuantificar distintos daños.

 

 

Más Info.